Por el coronavirus, Melissa Gilbert se mudó a una granja como en La familia Ingalls

"No tengo ningún deseo de volver a la ciudad, excepto para ver a mi dentista cada seis meses". La frase podría pasar desapercibida de no ser por quién la pronunció: una actriz que atravesó la infancia jugando a ser una chica de campo y ahora decidió reproducir el estilo de vida de La familia Ingalls. Melissa Gilbert pegó un golpe de timón y se mudó a una granja. A los 56, revive cómo es ser Laura Ingalls.

Según publican medios como Usa Today, Gilbert, la popular actriz que encarnó durante casi una década a la hija de Charles y Caroline (Michael Landon y Karen Grassle) en Little House on the Prairie, “sigue los pasos de Laura Ingalls y está viviendo la vida como en la serie, al estilo siglo XIX, todo a causa de la pandemia”.

“Cuando ella y su esposo, el actor y director Timothy Busfield, se mudaron a la ciudad de Nueva York hace unos años, compraron una cabaña en Catskills. Iban a realizar mejoras en algún momento en el futuro, pero el Covid -19 los llevó a hacer ese trabajo antes de lo pensado”.

Así, Melissa armó su huerta, construyó un establo, tiene caballos y cabras. “Tuvimos que construir y cuidar un gran jardín, construir un sistema de riego para ese jardín, construir la seguridad, crear un sistema de cerco eléctrico para proteger el gallinero de los osos. Nos dedicamos a criar gallinas”, detalló.

"Nunca me divertí más en mi vida. Nos levantamos temprano y estamos absolutamente sucios ya a las 10 A.M. La vida de campo me pone alegre todo el tiempo", admitió.

S​us vecinos no pueden creerlo: Melissa parece haber hecho una reproducción de la exitosa ficción que transcurría en una granja de Minnesota.

“Miro mis manos y hay ampollas y suciedad por todas partes de tanto usar la pala. Aún así, elijo esta vida de serenidad”, explicó.

Gilbert también otorgó una entrevista a Us Weekly. En la sección “25 cosas que no se saben de mí”, confesó que es alérgica a las abejas. “A pesar de esa alergia amo todo lo que tiene olor a miel. Mis animales favoritos de todos los tiempos son las nutrias y lloro cuando las veo”.

En plan de más confesiones, Melissa agregó: “Me rompí varios huesos en mi vida, tuve grandes problemas de espalda y me sometí a 12 cirugías no estéticas”.

En cuanto a sinceramiento relacionados con su intimidad familiar, la eterna Laura Ingalls dijo: “Tengo dos medio hermanas mayores. Volví a contactarme con una, Susan Gilbert-Randal. Pero nunca conocí y me encantaría encontrar a mi otra, Gigi Gilbert. Gigi, si estás leyendo esto, te estoy buscando”.

“Mi vida hoy es tranquila. Puedo tocar Back in Black de AC/DC en la batería. Soy buena conductora, puedo conducir desde un vehículo para seis personas hasta un camión de 18 ruedas”.

Melissa reconoce que la pandemia la puso muy reflexiva y que siente que La familia Ingalls es un gran programa de TV que puede servir en estos tiempos para entender otro modo de vida y regresar a algunos valores fundamentales. “Los capítulos Quarantine y The Wisdom of Solomon son tan actuales. Hablan sobre cuarentena, distancia social y hasta racismo y nos interpelan”.

Hace algunas semanas varios personajes de la serie reaparecieron para animar la cuarentena y sorprender a los seguidores. El marido de Laura en la ficción (Almanzo, interpretado por Dean Butler) fue uno de ellos. También volvió a la escena pública Caroline (Karen Grassle, 78 años), que lee cuentos por YouTube y se despachó con algunos trapitos al sol: "Michael Landon no quería pagarme lo que correspondía".

 



Autor:Mz Magazine

Comentarios

Comentar artículo